Arbitration & Human Rights litigation boutique law firm
More than legal services, life changing experiences

Arbitraje, derechos humanos (LGBTI) y más.

El blog de Herman Duarte

Discriminación y orientación sexual. Conceptos, alcances y aplicación en la reforma procesal laboral.

Discriminación y orientación sexual. Conceptos, alcances y aplicación en la reforma procesal laboral.

 

Herman M. Duarte[1] – Vocal de la Junta Directiva del Instituto Costarricense de Derecho Procesal y Científico.

El termino discriminación, a diferencia de lo que creen muchos, no es una especie de carta blanca, ni tampoco es una muletilla mágica que viene a resolver todos los problemas de falta de méritos en los reclamos. Es un concepto que en más de una ocasión no paramos en reparar su verdadero alcance. Deben existir miles de patrones preocupados por los problemas que estos conceptos jurídicos indeterminados pueden crear en las operaciones diarias. Debemos recordar que una reforma laboral puede ser un gran impulsor de la economía, si resulta una aplicación justa; pero también puede ser el gran talón de Aquiles de un país, si se vuelve en la piedra de tropiezo de la actividad económica que haga redirigir el capital a otras naciones (Panamá, por ejemplo). Por ello, resulta importante comprender los alcances del concepto de discriminación ¿qué es? ¿qué cubre? ¿porqué? Para luego entrar a comprender alguna de las causales específicas.

Lo anterior, porque estamos a escasas horas de la entrada en vigor de una de las reformas estructurales al sistema jurídico en Costa Rica: la reforma laboral[2]. Esta reforma, como toda reforma, tiene sus detractores y sus promotores. Tiene elementos extraños, como el plazo para anular la sentencia[3]; viene con cambios procesales y sustantivos relacionados a los despidos, se “potencia el debido proceso”, se crean procesos sumarios especiales[4] y hasta se restringe el derecho defensa de los empresarios que no expongan las razones[5] por las cuales despiden a un empleado. También hay marcados cambios en relación con la dinámica de la carga probatoria[6] y se crean nuevas categorías de protección para la discriminación.

Para contextualizar la expansión de las áreas que se cubren con la prohibición de no discriminación, conviene recordar que El código de trabajo vigente en las últimas décadas únicamente engloba en su manto protector a cuatro causales: edad, etnia, sexo y religión. Mientras que la reforma expande el ámbito de protección a quince causales:

1.     Edad,

2.     Etnia,

3.     Sexo,

4.     Religión,

5.     Raza,

6.     Orientación sexual[7],

7.     Estado civil,

8.     Opinión política,

9.     Ascendencia nacional,

10.  Origen social,

11.  Filiación,

12.  Discapacidad,

13.  Afiliación sindical,

14.  Situación económica.

15.  Cualquier otra forma análoga de discriminación[8].

Pero la expansión no solo viene a más situación fácticas, sino que también a momentos de la relación jurídica laboral, así vemos que en los artículos 405 al 408 de la reforma procesal laboral se hace un énfasis de la protección incluso para el ámbito pre-contractual, posibilitando demandas por discriminación en una etapa pre-contractual (entrevistas, por ejemplo). 

Aunque me encantaría desarrollar el concepto de cada una de estas causales, por motivo de espacio, no resulta posible para los fines de este artículo; por lo que me centraré en el concepto de discriminación, definiéndolo desde la perspectiva internacional para aterrizarlo a nuestra tropical realidad y me centraré en la causal número seis: la orientación sexual.

La erradicación de la discriminación por razones de orientación sexual que señala la reforma del Código de Trabajo, viene con las corrientes del derecho internacional. Así vemos que Asamblea General de las Naciones Unidas es algo que es vinculante para Costa Rica, por cuanto adoptó la “Declaración sobre derechos humanos, orientación sexual e identidad de género”, reafirmando el “principio de no discriminación, que exige que los derechos humanos se apliquen por igual a todos los seres humanos, independientemente de su orientación sexual o identidad de género”.

Por su parte, el Sistema Interamericano, la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (en adelante “OEA”) del cual Costa Rica es parte, ha aprobado desde 2008 en sus sesiones anuales cuatro resoluciones sucesivas respecto a la protección de las personas contra tratos discriminatorios basados en su orientación sexual e identidad de género, mediante las cuales se ha exigido la adopción de medidas concretas para una protección eficaz contra actos discriminatorios[9].

La decisión de enfocarme en esta tan polémica causal, resulta por varias razones. Porque considero que es necesario promover la diversidad en los centros de trabajo[10]; por la realidad que existe un apoyo multitudinario que existe hoy en día a favor de la creación de un Estado de Derecho donde las minorías tengan los mismos derechos[11]; y además por el empuje empresarial de la mano al pleno reconocimiento de los derechos de la población LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales), tanto en un plano internacional como nacional[12].

¿Pero qué es discriminar? El concepto de discriminación es un concepto complejo que ha adquirido diferentes matices y que cubre diferentes ámbitos. Pese a ello, es un concepto que, bien entendido, no tiene mayor problema en cuanto a su ámbito de aplicación. Puede ser definida como el rechazo, estigmatización y, en algunos casos, la cultivación de odio a determinados colectivos o a individuos por cualidades inherentes a su calidad de persona. Dichas cualidades, que no pueden cambiarse, pueden ser tan variados como: el género, la raza u orientación sexual.

El Comité de Derechos Humanos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (en adelante “Comité de Derechos Humanos”) respalda lo expresado en el párrafo anterior, al definir la discriminación como: “toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que se basen en determinados motivos, como la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional o social, la propiedad, el nacimiento o cualquier otra condición social, y que tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales de todas las personas[13]

Para saber distinguir qué es y qué no resulta ser discriminación, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha explicado que “es discriminatoria una distinción que carezca de justificación objetiva y razonable[14].  Esta es normativa internacional, pero que resulta totalmente aplicable para una relación laboral, al ser materia de derechos humanos que recae sobre un tema tan delicado como es el de la discriminación.

El anterior razonamiento se refuerza aún más, cuando al revisar la Convención Americana (Obligación de Respetar los Derechos) de Derechos Humanos en su artículo 1.1 que dispone: “Los Estados Partes en esta Convención se comprometen a respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.”. Ello por cuanto viene a ser una redacción casi idéntica al 404 de la reforma laboral.

Sobre dicho artículo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ha indicado lo siguiente sobre dicha norma: “78. La Corte ha establecido que el artículo 1.1 de la Convención es una norma de carácter general cuyo contenido se extiende a todas las disposiciones del tratado, y dispone la obligación de los Estados Parte de respetar y garantizar el pleno y libre ejercicio de los derechos y libertades allí reconocidos “sin discriminación alguna”. Es decir, cualquiera sea el origen o la forma que asuma, todo tratamiento que pueda ser considerado discriminatorio respecto del ejercicio de cualquiera de los derechos garantizados en la Convención es per se incompatible con la misma[15].

En otro caso relacionado, la Corte ha señalado que: “Existe un vínculo indisoluble entre la obligación de respetar y garantizar los derechos humanos y el principio de igualdad y no discriminación. Los Estados están obligados a respetar y garantizar el pleno y libre ejercicio de los derechos y libertades sin discriminación alguna. El incumplimiento por el Estado, mediante cualquier trata- miento discriminatorio, de la obligación general de respetar y garantizar los derechos humanos, le genera responsabilidad internacional”[16].  Es decir que el Estado, entre sus diferentes y muy variadas atribuciones, tiene la obligación de establecer parámetros necesarios para la convivencia pacífica entre la diversidad que habita en una sociedad y con esta reforma laboral protege a grupos marginados, cumpliendo con sus obligaciones internacionales y dejando un ejemplo en la región.

No puede perderse de vista que la importancia de este principio de no discriminación ha llegado a tal punto que ha subido al olimpo de los principios y valores jurídicos, al punto que se reconoce que forma parte de las normas de jus cogens[17],tal y como: “El principio fundamental de igualdad y no discriminación ha ingresado en el dominio del jus cogens.”[18].

Entendido lo serio e importancia del asunto de no discriminación, cabe dar paso a la segunda parte de la ecuación y comprender qué es la orientación sexual. Al hablar de orientación sexual me refiero a una característica innata de la persona humana, por lo cual se abarca todas las orientaciones sexuales: “Al hablar de orientación sexual –heterosexual o no -, es común referirse a ella como si solamente fuera una característica de un individuo, como el sexo biológico, la identidad de género o la edad. Esta perspectiva es incompleta porque la orientación sexual se define en términos de las relaciones con los demás. Las personas expresan su orientación sexual mediante conductas con otros, incluidas acciones tan sencillas como tomarse de la mano o besarse. Por lo tanto, la orientación sexual está estrechamente ligada a las relaciones personales intimas que satisfacen nuestra profunda necesidad de amor, apego e intimidad. Además de las conductas sexuales, estos vínculos incluyen la atracción física no sexual entre compañeros, metas y valores compartidos, apoyo mutuo y compromiso continuo. Por lo tanto, la orientación sexual no es solamente una característica personal de un individuo. Más bien, la orientación sexual … grupo en el que una persona probablemente pueda establecer las relaciones románticas satisfactorias y plenas que son un componente esencial de la identidad personal para muchas personas.” [19]

¿Pero qué hay de las mayorías dentro de las empresas, tienen que soportar a las minorías sexuales? aceptar un argumento por el clamor de las masas sería olvidar lo que la historia ha evidenciado, pues hemos visto ejemplos de cómo grupos amparados en una verdad dogmática, absoluta y sin excepciones han cometido grandes injusticias con la bandera de la discriminación, e.g., el holocausto o la segregación racial[20].

La Corte Interamericana ha sido enfática al señalar que ‘‘la presunta falta de un consenso al interior de algunos países sobre el respeto pleno por los derechos de las minorías sexuales no puede ser considerado como un argumento válido para negarles o restringirles sus derechos humanos o para perpetuar y reproducir la discriminación histórica y estructural que estas minorías han sufrido’[21]. Pero sobretodo, sería desconocer elementos esenciales del Estado Constitucional de Derecho de Costa Rica establece que es una democracia (Art. 1, 9, 95.8 CP)

Una de las cortes constitucionales con mayor experiencia en el mundo sobre el tema de discriminación es el Tribunal Constitucional de Sudáfrica, el cual ha dicho lo siguiente sobre la particular naturaleza de la población LGBTI: “En el caso de los gays, la historia y la experiencia nos enseñan que la marca no surge de la pobreza ni de la impotencia, sino de la invisibilidad. Es la contaminación del deseo, la atribución de perversidad y de vergüenza a un afecto físico espontaneo, la prohibición de la expresión del amor, la negación de la plena ciudadanía moral en la sociedad por ser uno quien es, lo que vulnera la dignidad y la autoestima de un grupo. Esta especial vulnerabilidad de los gays y lesbianas como grupo minoritario cuyo comportamiento se desvía de la norma oficial se deriva del hecho de que [...] los gays constituyen una parte distinta aunque invisible de la comunidad, que ha sido tratada no solamente con falta de respeto o condescendencia sino también con desaprobación y repulsa; son en general un grupo que no es obvio, presionado por una sociedad y por la legislación para que se mantenga invisible, la característica que los identifica combina todas las ansiedades que produce la sexualidad con todos los efectos alienantes resultantes de la diferencia; y se les considera especialmente contagiosos o propensos a corromper a los demás. Ninguno de estos factores es aplicable a otros grupos tradicionalmente objeto de discriminación, como las personas de color o las mujeres, cada uno de los cuales, como es de suponer, han tenido que padecer sus propias formas de opresión[22]

En este intelecto el máximo Tribunal de Sudáfrica deja palabras que crearán un eco hasta la eternidad. Pues delimita perfectamente los contornos que cada persona, que en la rifa de la vida resulta premiado con una orientación sexual diversa a la heterosexualidad se enfrenta.  Esta situación de desventaja, es algo que el Estado debe buscar remediar, dando la protección que las minorías se merecen frente a los abusos de las mayorías. La democracia constitucional se funda en la protección de todos los ciudadanos, mediante la garantía efectiva de sus derechos fundamentales, incluso contra la voluntad de las mayorías.[23]

Sin lugar a dudas que la reforma procesal trae ciertas mejoras que van a permitir una mayor estabilidad laboral para minorías, pero quedan muchas dudas en el aire de cómo serán tratadas las diferentes casuísticas que se darán en el día a día; lo cual vendrán a moldear la cultura corporativa y empresarial de cada centro de trabajo y esto, se proyectará al resto de la sociedad. Traigo un ejemplo práctico, para finalizar, muchas empresas ofrecen beneficios conyugales ¿qué pasa con las parejas del mismo sexo que están juntas desde hace años en Costa Rica? ¿qué hay por ejemplo de las que están casadas en otro país? ¿será discriminatorio no otorgarles los mismos beneficios? ¿Dependerá que sea normativa oficial en el país en primera instancia? Son preguntas que vale la pena hacerse, ya que serán enfrentadas a la inminente realidad que nos ha tocado vivir.

 

[1] Herman M. Duarte es fundador de: (i) HDUARTE-LEX, una firma boutique especialista en arbitraje y derechos humanos con sede en Costa Rica (www.hduarte-lex.com); (ii) Tropical Lawyer (www.tropicallawyer.com) una firma consultora especializada en emprendedores, ayudando a estructurar su negocio desde un punto de vista legal y empresarial (diseño de sitios web, estructuración de servicios y productos) inmigración y relocation al paraíso tropical de Costa Rica; (iii) Fundación Igualitos (en proceso de formación) que busca erradicar la discriminación por razones de orientación sexual. Herman puede ser contactado al email Herman@HDuarte-lex.com.

 

[2] Considero que el trabajo de Katherine Calvo Artavia y Nohelia Vega Carvajal “Reforma procesal laboral: Concordada, índice análitico y exposición de motivos” publicada por Editorial Jurídica El Faro una obra de gran valor dado que tiene una gran cantidad de correlaciones con diferentes disposiciones, convirtiéndose en un manual esencial para esta nueva etapa procesal que nos espera a todos los juristas y demás profesionales que buscan tener conocimiento sobre el proceso laboral.

 

[3] 19 de Julio del 2017 se celebró el primer día de la conferencia sobre la reforma laboral del Instituto Costarricense de Derecho Procesal Científico. En la primera conferencia, una de las expositoras –entre risas-  instaba a no utilizar esta disposición, haciendo un llamado a la lealtad procesaly sugiriendo que anular una sentencia dictada de plazo únicamente traería problemas para la parte que anule la sentencia. Lo cual me hace preguntarme ¿Porqué incluyeron esa disposición en la reforma?

 

[4]Al respecto recomiendo revisar el libro de memorias del VV congreso de Derecho Procesal del Instituto Costarricense de Derecho Procesal, que tiene excelentes artículos que informan los cambios en la reforma procesal, con un especial atención a lo desarrollado en los artículos: Otero N., L (2017). “Proceso especial por discriminación en el ámbito laboral conforme a la RPL” en “Memorias del VII Congreso de Derecho Procesal”. Editorial jurídica Faro, 1era edición, pág. 89 y 94. También ver:  Varela A., J. “Proceso Sumario por Discriminación” en “Memorias del VII Congreso de Derecho Procesal”. Editorial jurídica Faro, 1era edición, pág. 97 y 98.

 

[5] Ver Retana A. L. (2017). “Reforma Procesal Laboral. Impacto, retos y acciones prioritarias. Enfoque jurídico y administrativo para la gestión de recurso humano de las organizaciones.” Segura Hermanos, II edición, pág. 33 y 34.

 

[6] A manera de ejemplo, el artículo 478 numeral 10 de la reforma procesal laboral establece un principio de la carga probatoria recae sobre el patrono, en probar que lo realizado es razonable, objetivo, proporcional. Sobre este tema recomiendo ver: Otero N., L. “Proceso especial por discriminación en el ámbito laboral conforme a la RPL” en “Memorias del VII Congreso de Derecho Procesal”. Editorial jurídica Faro, 1era edición, pág. 88.

 

[7] Si bien es cierto que lo primero que pensamos cuando vemos “discriminación por orientación sexual” pensamos en personas lesbianas, gays o bisexuales; pero lo cierto es que la reforma esta para proteger a todas las personas por ello, incluido a las personas heterosexuales que se vean discriminadas, por ejemplo de poder optar a un trabajo en una empresa donde solo se contraten personas gays.

 

[8] Esta es una cláusula abierta, que engloba a elementos que literalmente no están detallados en la reforma pero que pueden integrarse de manera finalista. Por ejemplo, un aspecto diferente, pero relacionado a la orientación sexual, es la identidad de género. Si bien es cierto que la reforma no protege de manera expresa a las personas trans, por medio de una interpretación analógica y finalista, debería de incluirse como una categoría protegida toda discriminación referente por identidad de género. Al respecto, recomiendo buscar el trabajo de la doctora Paula Siverino Bavio, quien es una de las personas con mayor conocimiento sobre esta materia específica de los derechos humanos. Recomiendo ver: Siverino B, P. “Diversidad Sexual Y Derechos Humanos: Hacia El Pleno Reconocimiento De Las Personas Sexualmente Diversas” disponible en: http://www.juntadeandalucia.es/institutodeadministracionpublica/aplicaciones/boletin/publico/boletin62/Articulos_62/Siverino-Bavio%28RGDC_19_2014%29.pdf. La doctora Paula Siverino Bavio, experta en bioética jurídica, puede ser contactada al correo: PSIVERINO@HDUARTE-LEX.com.

[9] AG/RES. 2653 (XLI-O/11), Derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, aprobada en la cuarta sesión plenaria, celebrada el 7 de junio de 2011; AG/RES. 2600 (XL-O/10), Derechos humanos, orientación sexual e identidad de Género, aprobada en la cuarta sesión plenaria, celebrada el 8 de junio de 2010; AG/RES. 2504 (XXXIX-O/09), Derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, aprobada en la cuarta sesión plenaria, celebrada el 4 de junio de 2009, y AG/RES. 2435 (XXXVIII-O/08), Derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, aprobada en la cuarta sesión plenaria, celebrada el 3 de junio de 2008.

 

[10] La psicología positiva establece que hay diferentes factores para determinar el nivel de felicidad de una persona. Así vemos que pueden presentarse elementos geneticos, circunstanciales y otros relacionados con las decisiones que van a marcar el nivel de satisfacción de un individuo. Generalmente, solamente será posible cambiar el último de los factores, por lo que las decisiones que se tomen determinarán la vida de una persona. Los elementos en los que se puede repercutir por medio de una decisión son: (i) Seguridad; (ii) Autonomia; (iii) Autenticidad; (iv) Relaciones; (v) Competencias; y,  (vi) Autoestima. Dentro de estos, el punto iii relacionado con la autenticidad, merece ser desarrollado, por cuanto este punto es el que nos determina que tan agusto se siente una persona con quien es, entre menos “máscaras” usemos, más autenticos seremos y por ende, nuestro nivel de felicidad será mayor. Solo imaginarse lo díficil que resulta para una persona gay o lesbiana, tener que fingir su vida personal por miedo a represalias o ser despedido es cuando se vislumbra el nivel de injusticia que puede existir una discriminación por esta razón. Sobre esta materia recomiendo un libro que me parece esencial para todo abogado: Levit, N. (2010). “The Happy Lawyer. Making a good life in the law.” Oxford University Press. También: HAIDT, J. (2006). The happiness hypothesis: finding modern truth in ancient wisdom. Kindle Format. Relacionado con el tema, la American Psychology Association ha indicado: “Las investigaciones han demostrado que sentirse bien con respecto a la orientación sexual propia, e integrarla en la vida personal, fomenta el bienestar y la salud mental. Esta integración a menudo incluye revelar la identidad propia a los demás; también puede conllevar participar en la comunidad gay. Poder hablar sobre la orientación sexual propia con otros también aumenta la disponibilidad de apoyo social, que es fundamental para la salud mental y el bienestar psicológico. Al igual que les sucede a los heterosexuales, a las lesbianas, hombres gay y personas bisexuales les hace bien poder compartir su vida con la familia, amigos y conocidos y recibir su apoyo. Por lo tanto, no es extraño que las lesbianas y hombres gay que sienten que deben ocultar su orientación sexual presenten problemas de salud mental con mayor frecuencia que las lesbianas y hombres gay que son más abiertos; incluso pueden tener más problemas de salud físicos.” American Psychological Association (2012). Answers to your questions: For a better understanding of sexual orientation and homosexuality. Disponible en: http://www.apa.org/topics/sexuality/orientacion.pdf

 

[11] Ejemplo de esto, lo vemos con la reciente creación de la Asociación “Rule of Law Iniative”, organización que esta presidida por uno de los mejores abogados del país: don José Antonio Muñoz. Me enorgullece comentar que soy fiscal y miembro fundador de dicha asociación.

 

[12] Ejemplo de esto lo vemos en demostraciones civiles, como la reciente marcha por la diversidad donde se estiman más de 80 mil personas que salieron a marchar. Dentro de la marcha se destaca la delegación diplomática de los Estados Unidos de América, del Reino de Holanda, de la Unión Europea y de las Naciones Unidas. También el fuerte golpe a la mesa que viene a significar como las empresas multinacionales como Walmart, HP, Intel, Scotiabank, Dentons Muñoz y otras nacionales como ULACIT se suman a la larga lista de aliados a favor de los derechos de las minorías. Resulta imposible, además, dejar de mencionar el rol que la American Chamber of Commerce, por medio del foro permanente “Factor D” ha tenido en la labor de reclutar a más empresas a favor de la diversidad.  Lo anterior, de alguna u otra forma se crea un símil con lo que aconteció en 1964, año en el que Marthin Luther King recibió el premio Nobel por primera vez. El alcalde de Atlanta, lugar de origen de Marthin Luther King, le preparó una cena para 1500 personas, pero faltando una semana para llevar a cabo ese evento, nadie había comprado entradas. El racismo bloqueaba esta cena. Resulta que Atlanta, también es la sede mundial de Coca Cola por lo que el alcalde recurrió al presidente de Coca-Cola para pedirle ayuda y esta empresa fiel a sus principios y valores se levantó y dijo: "COCA COLA NO NECESITA DE ATLANTA; ATLANTA NECESITA DE COCA COLA". El llamado de la empresa generó que se vendieran por completo las entradas de la cena del Nobel. No fue fácil para coca cola tomar esa decisión, al estar en plena época de segregación racial, donde era bien visto ser racista.

 

[13] Naciones Unidas, Comité de Derechos Humanos, Observación General No. 18, No. Discriminación, párra.6.

[14] Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos 23 de junio de 2005, Caso Yatama c. Nicaragua, Serie C No 127, párrafos 185.

 

[15] Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el caso Atala Riffo y Niñas vs. Chile, dictada el 24 de febrero del 2012.

 

[16] Dictamen Consultivo emitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos No.OC-18/03, Condición Jurídica y Derechos de los Migrantes Indocumentados, de 17 de septiembre de 2003, Serie A No 18, párrafo 85

[17] La Corte Internacional de Justicia, sobre las normas de jus cogens, indicó lo siguiente: “Una distinción esencial se debe dibujar entre las obligaciones de un Estado para con la comunidad internacional en su conjunto, así como las relativas vis-à-vis otro Estado (...). Por su propia naturaleza, las primeras de la preocupación de todos los Estados. En vista de la importancia de los derechos involucrados, todos los Estados puede considerarse que tienen un interés jurídico en su protección; son obligaciones erga omnes. Tales obligaciones se derivan, por ejemplo, en el derecho internacional contemporáneo, de la proscripción de los actos de agresión y de genocidio, como también de los principios y normas relativos a los derechos básicos de la persona humana, incluida la protección contra la esclavitud y la discriminación racial”. Sentencia de la Corte Internacional de Justicia,  en el caso Barcelona Traction, Light and Power Company Limited (Belgium v. Spain), op. cit. (note 41), p. 32, para. 33.

[18] Condición Jurídica y Derechos de los Migrantes Indocumentados. Opinión Consultiva OC-18/03 del 17 de septiembre de 2003. Serie A No. 18, párr. 101 y Caso Comunidad Indígena Xákmok Kásek, párr. 269.

[19] American Psychological Association (2012), ídem.  

[20] Cómo no traer a mención la frase que dice: "Sabemos por lo doloroso de la experiencia que la libertad nunca es voluntariamente dada por el opresor; debe ser exigida por los oprimidos." Esa imborrable frase del libro de la justicia universal, se extrae de la carta escrita en 1963 por el presbítero Dr. Martin Luther King Jr., en respuesta a su injusto encarcelamiento en Birmingham, Alabama por desobedecer leyes que segregaban a la sociedad. En la misiva, el Nobel de la Paz (1964 & 1965) hace una referencia filosófica a Santo Tomás de Aquino sobre el carácter justo/injusto de una Ley: “Cualquier ley que eleva la personalidad humana es justa. Cualquier ley que degrada la personalidad humana es injusta. Todos los estatutos de segregación son injustos porque la segregación distorsiona el alma y daña la personalidad.”.

 

[21] Caso Atala Riffo y niñas Vs. Chile. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia del 24 de febrero de 2012. Serie C No. 239, párrafo 92.

 

[22] Tribunal Constitucional de Sudáfrica, Sentencia de 9 de octubre de 1998, Caso de Nacional Coalition of Gay & Lesbian Equality and Another c. Minister of Justice and others, Caso CCT11/98, párrafos 127 y 128 (original en inglés, traducción libre).

 

[23] Sentencia de la Corte Constitucional de Colombia No. SU214/16.